ARNEDO, CIUDAD DEL CALZADO

Hoy Arnedo es una ciudad industrial, moderna y prospera que centra en la industria del calzado buena parte de su actividad económica y empresarial. El nacimiento de esta actividad no es fruto de la casualidad, sino evolución de un proceso histórico que ha culminado con la realidad que hoy podemos contemplar.

ARNEDO, CIUDAD DEL CALZADO
La elaboración artesanal de alpargatas es sin duda el primer origen de esta actividad, práctica muy extendida por toda la Rioja Baja, donde hasta hace muy poco tiempo era habitual encontrar corros de mujeres cosiendo las suelas de esparto de este calzado.

La industria aparece pronto en el valle del Cidacos. Sus aguas servirán de fuerza motriz de numerosas fábricas principalmente textiles y de calzado en su cuenca alta.

Si tenemos curiosidad podemos remontar el río y descubrir los grandes edificios que nos hablan de este pasado fabril en el medio rural; incluso en Enciso podremos visitar una fábrica todavía en funcionamiento. Arnedo se incorpora al proceso industrial en el año 1910 cuando D. Faustino Muro instala la primera fábrica de calzado de piel. 20 años después, algunas fábricas de la cuenca alta deciden trasladarse a Arnedo buscando facilidad de transportes, nuevas formas de energía y más mano de obra. Estos son los momentos de despegue de Arnedo como ciudad industrial, que llevaría parejo además un importante desarrollo poblacional con gentes que ven aquí una nueva oportunidad de desarrollo. Así la ciudad iría concentrando empresas y habitantes transformándose en la realidad que es hoy.

En la actualidad Arnedo nos brinda una industria del calzado moderna, apoyada en la investigación, el desarrollo tecnológico y el diseño como claves de un éxito que ha permitido poner a sus empresas en los lugares más destacados de la industria nacional del calzado. Y es sin duda una buena oportunidad para recorrer los almacenes y tiendas especializadas para descubrir y adquirir los últimos modelos. Un recorrido de compras que nos brindará muchas oportunidades y que podemos completar con la adquisición de otros productos locales entre los que no debemos olvidar vino, aceite y fardelejos, postre local de origen árabe que nos permitirá combinar el disfrute del paladar con el pasado y la historia de la localidad.

PATROCINADOR PRINCIPAL

Grupo Pitillos

PATROCINADORES E INSTITUCIONES